viernes, 13 de junio de 2014


Cuándo te pregunten si te quise mucho, diles que revisen el fondo de mi alma, y seguramente te hallarán dormida, entre  rosas rojas hechas con mi sangre.

Adamis Alonso Barrios León

domingo, 15 de enero de 2012

ANHELO







La noche está calmada, silenciosa
y sólo la caricia melodiosa
del viento pasa agasajando el velo,
de esta noche serena y majestuosa
que alumbran las estrellas desde el cielo.

Y yo quisiera levantar el vuelo
en estas horas de sutil desvelo
para en su inmensidad maravillosa,
dejar de mi alma el codiciado anhelo
de convertir mi corazón en rosa.

Una rosa de amor que ilusionada
alcance el infinito apasionada
para dejar de mi sentir profundo,
como una estrella más, la llamarada
de mi pasión, para alumbrar al mundo.

También quiero dejar de mi fecundo
lauro de inspiración con el que abundo
de mi sentir la luz de su alborada,
para que el mundo sepa dónde fundo
la noble poesía, acrisolada.

Y luego entonces, en sutil tonada
pronuncien mil palomas en bandada
fiel oración de amor que el alma aquieta,
y sonría la luna enamorada
mientras brille mi lira de Poeta.


[color=white]Adamis Barrios
Maracaibo – Venezuela
Sábado, 14 de enero de 2012.
Todos los derechos reservados.[/color][/b]



[img]http://i420.photobucket.com/albums/pp290/LAURYEVA/estrellas.gif[/img]
[color=cyan]Diseño:
Piliveryblue[/color]



sábado, 12 de noviembre de 2011

HOY ME ACORDÉ DE TI


HOY ME ACORDÉ DE TI

Hoy en triste quimera, recordé que hace un año
entre sueños distantes, sin saberlo siquiera,
en la dicha postrera nos hirió el desengaño,
cuando fuimos amantes, en amores de espera.

Recordé el imposible de tenerte a mi lado,
recordé que a mi lado, fue imposible tenerte,
que tu tiempo de amarme se quedó en el pasado,
pero en mi no ha pasado, el dolor de quererte.

¡Oh recuerdo y distancias de quiméricas cosas!
Taciturnas memorias de mi amor más querido
que nació una mañana entre versos y prosas.

¿Dónde están las razones de ese amor que se ha ido?
De ese amor que el olvido marchitó cual las rosas,
y hoy es causa de muerte de mi amor dolorido.

Hoy en dulce quimera, recordé tristemente,
que la vida no es vida, si el amor está ausente.

Y que siempre en la vida debe haber un amor
que nos ame de verás, sin causarnos dolor.

Adamis Barrios
Maracaibo – Venezuela
Viernes, 11 de noviembre de 2.011.
Safe Creative Código: 1111120500208


domingo, 6 de noviembre de 2011

PARA SENTIRME LIBRE



PARA SENTIRME LIBRE

Para sentirme libre, me envolveré en tu brisa,
respiraré tu aroma, me arrullaré en tu nido,
agua seré en tu fuente, pájaro enternecido,
néctar de tus amores, ardor de tu sonrisa,
el sol con que te alumbres, rocío mañanero.
Para sentirme libre, tendré como divisa
este amor infinito, con el que yo te quiero.

Para sentirme libre tan sólo necesito
una canción de otoño, un cielo de verano,
un beso de tus labios, un roce de tu mano,
la luz de tus inviernos, el piélago infinito
del sumo de tu cuerpo, tu paz de primavera,
la noche de tus ojos y el iris de tu día.
Para sentirme libre, tan sólo yo quisiera
amarte sin medidas, amor del alma mía.

Para sentirme libre, razón de mi pasión
recibe en estos versos, mi amante corazón.

Adamis A. Barrios L.
Maracaibo – Venezuela
Sábado, 05 de noviembre de 2011
Todos los derechos reservados

viernes, 23 de septiembre de 2011

NO QUIERO QUE TE VAYAS


NO QUIERO QUE TE VAYAS

No quiero que te vayas porque tal vez mi alma
se quede hecha pedazos, sin fe y sin voluntad.
Ausentes tus amores, no tendré paz ni calma
y lloraré cual niño que queda en la orfandad.

No quiero que te vayas donde no pueda verte
ni quiero que me dejes sufriendo un gran dolor,
porque tal vez tu ausencia me causará la muerte
y debe ser muy triste, morirse por amor.

No quiero que me dejes morir sin alegría
con la punzante pena que dejará tu ausencia.
Si alguna vez me amaste, retrasa mi agonía
dejando que mis ojos disfruten tu presencia.

Abrázame bien mío, no me causes herida
y deja que esta noche te entregue mi pasión,
para que si decides marcharte de mi vida,
te lleves para siempre, mi amante corazón.

Y cuando te hayas ido en busca de otra meta
donde tal vez encuentres tristezas y dolores,
no olvides que en mi alma sensible de poeta
te esperarán por siempre, mis cálidos amores.


Adamis Barrios
Todos los derechos reservados

sábado, 3 de septiembre de 2011

MIS MANOS


Mis manos

Mis manos son cual pétalos de rosas
que se abren por amor en lo sutil,
y no han servido nunca de redil
pues solo dan caricias bondadosas.

Mis manos son también por generosas
cobijos de la esencia femenil
y tienen por mandato, lo gentil
que abunda en las lisonjas afectuosa.

Así, que de mis manos, nada temas.
Un nido son, donde al mor reposa
y son como mi alma, siempre buenas.

No despegues el vuelo, caprichosa
y recibe en mis manos las serenas,
bondades de mi alma, mariposa.

Adamis Barrios
Maracaibo – Venezuela
Jueves, 01 de septiembre de 2011.
Todos los derechos reservados.

Safe Creative Código: 1109019975237

sábado, 20 de agosto de 2011

AÚN SABIÉNDOTE AUSENTE


AÚN SABIÉNDOTE AUSENTE

Yo soy de tus amores tal vez el más lejano,
el que te busca siempre sin poderte alcanzar;
más soy por tu distancia quien tiene en lo profano
deleites en los sueños, cuando te logro amar.

Yo soy quien se adormece sobre tus blancas rosas
cuando en febril ensueño me embebo de tu amor,
y en locas fantasías recibo las piadosas
caricias de tus manos, que alivian mi dolor.

Yo soy tu fiel amante, tú… mi pasión ausente,
mi látigo inclemente, mis ansias de vivir.
Y eres amada mía la dicha permanente
que en la distante ausencia, anhela mi existir.

Pasión desenfrenada, lujuria de ansiedades
que en torvas soledades subyugan mi razón.
Amor distante y puro que en mis adversidades
alientas en mis sueños, mi amante corazón.

Me adhiero a tus contrastes de ausencia y lejanía
y en las postrimerías donde mi amor te espera,
jadeando entre mis sueños te aguarda el alma mía
en la dulce codicia, de mi ardiente quimera.

¡Cuántas veces te he amado en mis locos ensueños!
¡Cuántas veces mis labios, tus labios han besado!
Y en tu lejana ausencia perdido entre mis sueños
¡Cuántas veces amada, con el alma te he amado!

¡Oh divino tormento de la ausencia y la espera!
Donde siempre te aguarda anhelante y paciente
este amor desmedido que soñando tolera,
el amarte bien mío, aún sabiéndote ausente.

Adamis Alonso Barrios León
Maracaibo – Venezuela
Viernes, 12 de agosto de 2011.
Todos los derechos reservados

Safe Creative Código: 1108129852902