martes, 19 de abril de 2011

UN ALMA SOÑADORA

<><>


<><>


<><>


<><>

UN ALMA SOÑADORA

Un alma soñadora se llena de armonía
y en sueños va forjando con ilusión su meta.
Un alma soñadora, es alma de poeta
y un alma de poeta, ha sido el alma mía.

Tal vez en ocasiones tenga melancolía
y en sueños, a sus ardores, percíbase sujeta.
Mi alma soñadora es como un ave inquieta,
que liba de las rosas, melares de ambrosía.

¿Qué sabes tú de mi alma y de su idolatría?
¡Qué sabes tú del alma que sufre en su rigor!
Mi alma tiene a veces destellos de alegría.

Pero se siente a veces postrada en su dolor,
pues mi alma soñadora es como poesía
que en cada verso deja, su llanto por amor.

Adamis Alonso Barrios León
Maracaibo – Venezuela
Martes, 28 de diciembre de 2.010.
Todos los derechos reservados.

ESCLAVO Y AMO









ESCLAVO Y AMO

Amada mía deja, que libe en tus amores
las mieles de tus rosas, que la pasión proclaman.
¡Sedienta está mi boca, de tus dulces ardores!
Sedientos mis deseos, que por tus besos claman.

Dueña de mi existencia, destello luminoso
que de mi pobre vida, te has convertido en ama.
¡Bríndame de tus horas el amor más hermoso!
Y sosiega en tu pecho, de mí querer, la llama.

Sé pues la esclava y ama de mi pasión tortuosa.
¡Líbrame del tormento, que siento en mi agonía!
Y aquiétame de amores esta ilusión ansiosa
que es de sabor amargo… ¡Cuán la melancolía!

Bien sabes que sucumbo, mujer, sin alegría,
que como esclavo y amo, me muero en mis congojas.
Porque es tu amor la cárcel que diste al alma mía,
la sempiterna cárcel, donde mi amor deshojas.

Libérame de angustias, consiente a mis antojos.
¡Más si morir me dejas, ahogado en mi dolor!
Cuando me esté muriendo, permite que tus ojos,
me den de último aliento, el brillo de tu amor.

Adamis Barrios
Maracaibo – Venezuela
Todos los derechos reservados


miércoles, 6 de abril de 2011

PESADUMBRES


PESADUMBRES

En este mar de sombras donde sucumbe todo
y todo es interfecto con un color sombrío,
no sé si estoy despierto ahogado en desvarío,
ni sé si estoy dormido sobre este mar de lodo.

Me pierdo entre sollozos sin encontrar el modo
de desahogarme el alma… perdido en el hastío
y nada encuentro, nada, que calme el dolor mío,
mientras mato mis sueños lo mismo que un beodo.

¡Ebriedad… es mi vida! Tormenta bulliciosa
transita las cavernas de mi cerebro yerto
dejándome en el alma su angustia pesarosa.

Ya secaron las rosas que cultive en mi huerto
y en esta pobre vida mi cara pesarosa
semeja la semblanza de un miserable, muerto.

Ya nada tengo, nada, de nada soy capaz.
Sólo pido a la suerte, poder morirme en paz.


Adamis Alonso Barrios León
Maracaibo – Venezuela
Miércoles, 06 de abril de 2011.
Todos los derechos reservado

SIN RIMAS


Sin Rimas

Tantas veces en mis cartas te he contado mis desvelos
y te he dicho que llorado por tu ausencia sin quererlo,
que el dolor que da tu olvido ya no puedo contenerlo,
y que extraño mucho, mucho, la dulzura de tus besos.

Que se revelan mis ansias a la luz de tu recuerdo,
que tengo la vida rota y que tengo mucho miedo.
Que al saberte tan distante, tan ausente en mi sendero
hasta siento vida mía que por tu ausencia me muero.

Te he dicho que por ti vivo arraigado a mis tormentos,
que se ha quedado sin rimas, mi pensamiento deshecho,
que tengo un dolor profundo por tu partida en el pecho,
y que me paso las horas escribiendo versos muertos.

Versos que no tienen alma y que escribir ya no quiero,
pues taladran mi existencia y me llenan de lamentos
anegándome los ojos con un mar de sufrimientos,
mientras tu abandono asfixia mis rimas en el tintero.

Sí, me he quedado sin rimas, pero conservo el anhelo
de verte volver un día tras el cristal de los tiempos,
mientras revive en mi lira la rima de mis ensueños
para decirte con versos, que mucho, mucho te quiero.

Que a pesar de tus desdenes y de tu rumbo travieso
tengo en el alma un espacio donde mora tu recuerdo,
esperando a que regreses para darte mi amor tierno
y no extrañar nunca, nunca, la dulzura de tus besos.


Adamis A. Barrios L.
Maracaibo – Venezuela
Todos los derechos reservados

sábado, 2 de abril de 2011

¿A QUÉ SUFRIR?


¿A QUÉ SUFRIR?

¿A qué sufrir de amores cuando sin paz ni calma
por un amor ingrato, perdido te verás?
¡Si algún amor querido te deja rota el alma!
Vendrán otros amores para quererte más.

¿A qué llorar acaso cuando reír pudieras
buscando en tu destino la luz de una ilusión?
¡Y si un amor se ha ido, que bien que lo perdieras!
Pues ese amor no supo, amar tu corazón.

La vida es un compendio de causas y quimeras
do deja ver el tiempo la cruda realidad.
¡De las ingratitudes… no eleves las banderas!
Y vive simplemente, amando de verdad.

Adamis Barrios.
Maracaibo – Venezuela.
Sábado, 02 de abril de 2011.
Todos los derechos reservados.