sábado, 14 de mayo de 2011

¡AY DE AQUEL QUE PRETENDA, A QUIEN NUNCA HA QUERIDO!






¡AY DE AQUEL QUE PRETENDA, A QUIEN NUNCA HA QUERIDO!

No le digas a nadie, que jamás me has querido
ni pronuncies mi nombre, ni te acuerdes de mí.
Simplemente condena nuestro amor al olvido,
mientras yo me decidido, a olvidarme de ti.

No le digas a nadie, que jamás me has mentido,
di que yo fui de tu alma, el más pálido amor.
Hazte cuenta tan sólo, que no me has conocido,
mientras yo busco cómo, mitigar, mi dolor.

Y cuando te pregunten si en verdad te he ofrecido,
de mi amor verdadero, la más noble pasión.
Diles que no te quise, que pasé inadvertido,
en los juegos de amores, de una simple ilusión.

Más cuando estés a solas, donde nadie te advierta,
mírate en el espejo, do seguro verás,
las perlas de tus ojos correr por la desierta
mentira de tus labio, y tal vez, me amarás.

Puede ser que el destino tu falsedad revierta
y que sientas entonces, dolor porque has mentido.
Y si entregas tu alma a quien nada despiertas,

sentirás las tristezas que hoy me deja tu olvido
y dirás sollozando en tus horas inciertas.
¡Ay de aquel que pretenda, a quien nunca ha querido!

Adamis Barrios
Maracaibo – Venezuela
Domingo, 19 de septiembre de 2010
Todos los derechos reservados.
 
Safe Creative Código: 1108069817870

No hay comentarios:

Publicar un comentario