miércoles, 22 de septiembre de 2010

BARCAS DE PAPEL


BARCAS DE PAPEL

Zarparon de mi puerto esta mañana
mis barcas de papel, ya envejecidas,
muy enfermas de amor, languidecidas,
se hicieron a la mar a hora temprana.

Yo me quedé mirando en la ventana
cuando alzaron sus velas corroídas,
y se fueron mis barcas doloridas,
distanciando en las aguas porcelana.

¡Pobre mis tristes barcas lastimadas!
Por tu orgullo febril, bella mujer
y como nunca las quisiste ver,

decidieron morir desconsoladas,
naufragando mis cartas ignoradas
convertidas en barcas de papel.

Adamis A. Barrios L.
Maracaibo – Venezuela
Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario