miércoles, 22 de septiembre de 2010

MURIÉNDOME DE AMOR


MUERIÉNDOME DE AMOR



MURIÉNDOME DE AMOR

Yo te he visto en mis noches tormentosas y frías
navegando en las aguas de un recuerdo tenaz,
y en esas noches tristes, perversas y sombrías,
en el fondo del alma, siento un miedo mordaz.

Te he visto en mis profundas y crueles agonías
cabalgando en mi pecho preterido de amor.
Más tú, no te condueles de las angustias mías
y dejas que me maten tu ausencia y mi temor.

¡Sin tan sólo vinieras a calmar esta pena!
Esta terrible pena que sufro en soledad.
¡No sería tan inmensa la lúgubre condena!
A la que me someten, tu ausencia y tu maldad.

¡Si tan sólo pudieras traer un beso a mi boca!
un beso solamente que llegue al corazón.
Tal vez amada mía, mi fe que se trastoca,
te diera sin reproches, de mi alma, su perdón.

¡Pero nunca regresas! Y mientras más te adoro
más profunda es mi pena, más recio mi dolor.
Y cada noche triste de mi existencia, lloro,
solitario y vencido, muriéndome de amor.


Adamis Alonso Barrios León
Maracaibo - Venezuela
Martes, 06 de Abril de 2010
Todos Los Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario