miércoles, 22 de septiembre de 2010

DULCE PLACER


DULCE PLACER

 

Húmeda estabas sobre el lecho blando
desnuda, perfumada, y en albedríos,
tus tibios nardos por los besos míos,
irguieron sus aureolas,  palpitando.

Luego mis manos fueron navegando
los placidos caudales de tus ríos,
y ardiendo de pasión, en desvaríos,
te diste a mis ternuras, suspirando.

¡Dulce placer, el que tu amor provoca!
Cuando con las delicias de tu boca
enjugas de mi amor la ardiente flama.

Y es más dulce tal vez, el que me toca
pues al volverte por ardores loca,
me esmero en apagar, tu ardiente llama.

Y así, cuando el deseo nos reclama,
mis ansias en tus ansias, se sofocan.

Adamis Barrios
Maracaibo – Venezuela
Todos los derechos reservado
27 de febrero de 2.009

No hay comentarios:

Publicar un comentario