miércoles, 22 de septiembre de 2010

BESOS PROFANOS


BESOS PROFANOS

Tendida estaba sobre níveas flores,
desnuda, y cual palomas blanquecinas,
erguidas sus gardenias por amores,
tentaron mis pasiones libertinas.

Lozanas sus gardenias sin espinas
orlaron mis dos labios pecadores,
Dejando mis caricias paulatinas,
en el cálido tul de sus candores.

Luego bajé a su centro y sin temores
mis manos lujuriosas, repentinas,
no obstante el delirar de sus clamores,
separaron sus torres marmolinas.

Agónica su voz me suplicaba,
al ver que sin piedad me remontaba
al centro de sus valles avellanos.

Una inmensa locura me embargaba
y en mí desquicio por amor le daba,
mis besos más ardientes y profanos.

Quisieron luego sus temblantes manos
rechazar mi pasión, mis embelesos.
Más no pudieron sus esfuerzos vanos,

dejar de lado mis profanos besos,
pues mis labios febriles y tiranos
la ciñeron cual hiedra a mis excesos.

¡Oh perdida razón! Razón perdida
sostuvo el palpitar de sus sollozos.
¡No sé si a besos me bebí su vida!

Pero sí sé que por amor en gozos,
dejé sus ansiedades complacidas
con mis besos profanos y ardorosos.

Adamis Barrios
Maracaibo Venezuela
Martes, 02 de febrero de 2010
Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario