miércoles, 22 de septiembre de 2010

PARA DECIRME ADIÓS


PARA DECIRME ADIÓS



Para decirme adiós tal vez consigas
la frase más sublime, más hermosa.
Pero no..., por favor, no me la digas,
márchate cual la noche ¡silenciosa!

Para decirme adiós, deja una rosa
sobre la lealtad del alma mía,
y no te vayas, por favor, llorosa,
pues no quiero sentir melancolía.

Para decirme adiós, mira mis ojos
y ni una lágrima por mi amor derrames.
En ellos no verás, rabia ni enojos,
pero tampoco pedirán que me ames.

Para decirte adiós, tal vez consiga
la frase más humilde y elocuente,
mas tú me pedirás que no la diga
y yo no la diré, por consecuente.



Adamis Barrios
Maracibo – Estado Zulia
Jueves, 09 de septiembre de 2010
Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario