jueves, 23 de septiembre de 2010

RECUERDOS


RECUERDOS

De aquella dulce noche me acuerdo todavía,
de esa serena noche cuando llegaste a mí,
temblando de emociones y en el rostro tenías,
destellos de vergüenza, de un rojo carmesí.

Tus dorados cabellos destrencé suavemente,
en tu frente mis besos, con dulzura estampé
y al mirarte a los ojos me quedé simplemente,
absorto en la inocencia que en ellos encontré.

Tu frescura de virgen con olores de rosa
perfumó suavemente la sublime ocasión
y al caer en mi brazos cuan paloma nerviosa,
rebotaba en tu pecho, tu febril corazón.

Todo el ambiente estaba colmado de belleza
la llama de lo cirios, mostraba su esplendor,
y al nocturnal preludio de la naturaleza,
fundimos nuestras almas en un culto al amor.

¡OH noche majestuosa! esplendorosa vía
que me lleva al recuerdo que aún conservo de ti,
pues nunca se ha marchado de la memoria mía,
tu rostro avergonzado, de casto carmesí.

Adamis A. Barrios L.
Maracaibo – Venezuela
Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario