miércoles, 22 de septiembre de 2010


LLEGAS A MÍ


No enturbien tu existencia dolores ni querellas
y déjame en las manos tus más hondas tristezas.
Quiero limpiar tu vida de amargas asperezas,
y hacer que se iluminen tus ojos como estrellas.

En los mansos cristales de tus ojos hermosos
y en la fuente de tu alma donde el amor espera,
ya no habrá más ausencia y tu ternura entera,
será la amante rima… de mis versos piadosos.

¡Llegas a mí y me traes tu garbo lisonjera!
Quieres sanar tu vida, y yo vivir en ella…
te haces la dulce tinta que en mi deja su huella,
y son a ti mis brazos, cuál cielo que te espera.

Replícate mi verso con notas que él encierra
en el jardín florido que junto a mi te siente,
y te vuelves cascada corriendo en mi torrente,
como lluvia de amores que a mi vida se aferra.

De tus dóciles labios me embebo en melodías
que cuál trinar de alondras mis sueños enternecen,
y en mi alma mis pasiones como mi amor florecen,
cuando bebo en tus labios delicias de ambrosías.

Yo quiero por riqueza la miel de tus cerezos
tus sentimientos puros, a los que tanto adoro,
los besos de tu boca que guardo cuál tesoro
y duermen en mis labios como si fueran rezos.

Disculpa dulce mía, si excedo en emociones
y vibra en dimensiones lo que muy dentro siento.
Disculpa, pues no puedo callar mi sentimiento,
ni el verso enamorado que dejo en mis canciones.




Adamis Barrios
Maracaibo – Venezuela
Domingo, 07 de marzo de 2.010.
Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario